Lentes progresivas

Sabías que el 43% de la población mayor de 45 años considera que las lentes progresivas son la mejor solución para la presbicia?

LENTES PROGRESIVAS

Visión nítida a todas las distancias

Las lentes progresivas están pensadas para ofrecerte una visión nítida a todas las distancias: visión de cerca, intermedia y de lejos. Además, el paso entre ellas se realiza de forma gradual, suave, sin “cortes” ni “saltos”, lo que hace posible una visión adaptada de forma progresiva (de ahí su nombre). Gracias a ello, el usuario de este tipo de lentes puede disfrutar de una visión natural, nítida a cualquier distancia, sin necesidad de quitarse o bajarse las gafas. Son unas lentes muy estéticas, ya que no presentan cortes visibles en su superficie.

Los présbitas que no necesitan graduación de lejos pueden usar estas lentes progresivas sin graduación en la parte superior.

Lentes monofocales

Mejor visión en las distancias cortas

Los jóvenes présbitas que nunca antes han llevado gafas (no son ni miopes, ni hipermétropes ni astígmatas) sólo experimentan visión borrosa en distancias cortas cuando realizan determinadas actividades, como trabajar con el ordenador. Por esta razón, y dado que no están acostumbrados a llevar gafas, muchas veces eligen lentes monofocales.

Estas lentes tienen una única graduación en toda su superficie, sólo sirven para mejorar la visión de cerca. Es decir, no sirven para ver con nitidez en los planos medio y lejano y, como consecuencia, el que las usa tiende a bajárselas o quitárselas cuando deja de mirar en el plano de visión corto. Por esta razón, las gafas con lentes monofocales, suelen ser estrechas o de media luna, para permitir a los ojos ver a media o larga distancia por encima de las lentes, sin tener que quitarse las gafas. Este tipo de gafas te echa muchos años encima.

¿Es lo mismo monofocales y premontadas?

Resolviendo dudas

No. Las lentes monofocales son aquellas que han sido graduadas específicamente para cada uno de los ojos de una persona.

Sin embargo, las lentes de las gafas premontadas cuentan con una gradación estándar que puede asemejarse a la graduación que tiene la persona pero, en ningún caso, ofrece una calidad visual adaptada a sus necesidades como hacen las lentes monofocales. Además, las premontadas tienen la misma graduación para los dos ojos, cuando, en la realidad, cada ojo tiene una graduación y unas necesidades distintas.

Lentes bifocales

Pensadas para la visión de cerca y de lejos

Estas lentes cuentan con dos zonas diferentes: una para la visión de cerca (situada en la zona inferior) y otra para la de lejos (situada en la zona superior). A diferencia de las lentes progresivas, no tienen una zona específica para la visión intermedia, lo que significa que, entre la visión de cerca y la de lejos, hay un “corte” o “salto”. Generalmente, este “corte” es visible y, por tanto, las gafas bifocales son menos estéticas que las progresivas.

El hecho de que no exista una zona intermedia, hace también que la visión sea menos natural y que la adaptación de la persona a estas lentes sea más lenta y complicada.

GRAFICAS PREMONTADAS

Gafas no personalizadas

Solo vemos de cerca

No puedes ver las distancias intermedias

monofocalesLENTES MONOFOCALES

Gafas personalizadas

Solo vemos de cerca

No puedes ver las distancias intermedias

bifocalesLENTES BIFOCALES

Gafas personalizadas

Vemos de cerca y de lejos

No puedes ver las distancias intermedias

progresivasLENTES PROGRESIVAS

Gafas personalizadas

Vemos de cerca y de lejos

Puedes ver las distancias intermedias