¿Qué son las lentes progresivas?

El 43% de las personas consultadas en el estudio “Los españoles frente a la presbicia” (todas ellas mayores de 45 años), opinan que las lentes progresivas son la mejor solución para corregir la vista cansada.

Para comprender el funcionamiento de las lentes progresivas, es necesario entender el funcionamiento de los ojos. Los ojos cambian de posición para poder enfocar a diferentes distancias. Así, para mirar algo situado en el plano cercano, las pupilas se dirigen hacia abajo, para mirar algo situado en la distancia media suben a un plano intermedio y, para enfocar algo situado en el horizonte, se enfocan del plano medio hacia arriba. Las lentes progresivas tienen una graduación progresiva de cerca a lejos. De este modo, la parte inferior de la lente está graduada para visión de cerca, la parte central está graduada para la visión intermedia y la superior para visión de lejos.

Verdades y mentiras sobre las progresivas

Un producto en constante evolución

En el año 1959, Bernard Maitenaz, joven ingeniero de Essilor, inventa en Francia las lentes progresivas. Estas nuevas lentes, capaces de ofrecer una visión nítida a cualquier distancia, fueron el resultado de ocho años de investigación. El invento de Maitenaz supuso una verdadera revolución en el campo de la óptica. Desde ese momento hasta nuestros días, casi seis décadas más tarde, la lente progresiva ha experimentado una evolución increíble. No obstante, existen aún ideas muy extendidas que ponen en duda la facilidad de adaptación a estas lentes que nada tienen que ver con las lentes progresivas actuales. En la actualidad, podemos afirmar que:

bien La adaptación es fácil y rápida.

bien No se producen mareos.

bien Ofrecen una correcta visión lateral.

bien Se han eliminado las distorsiones.

bien Son adecuadas para practicar deporte.

bien Un gran salto con respecto a las lentes bifocales.

El departamento de I+D+i de Essilor se ha esforzado al máximo para que las lentes progresivas fueran mejorando sus prestaciones y ofreciendo una visión cada vez más perfecta, cada vez más nítida y natural a cualquier distancia. Así, en la actualidad, las lentes progresivas de Essilor no sólo proporcionan una fácil adaptación, sino que ofrecen una visión nítida a todas las distancias e, incluso, en los modelos más avanzados, la posibilidad de personalizarse según tu centro de rotación del ojo, la montura y la rapidez de movimientos de los ojos.

Tipos de progresivos

Retallado digital
avanzado

Mayor precisión visual y zonas más amplias de gran calidad visual. El Retallado Digital Avanzado es aquel en el que las dos superficies de la lente se trabajan punto por punto, obteniendo de este modo una graduación con una alta precisión. Esto es posible gracias al uso de maquinaria digital de última generación. Los Diseños Personalizados se llevan a cabo teniendo en cuenta diferentes parámetros visuales de la persona, como su comportamiento en la relación de movimiento cabeza-ojo y su centro de rotación ocular. Para proporcionar una mejor calidad de visión, dichos parámetros deben ajustarse a la montura elegida.

Los Diseños Avanzados hacen posible la fabricación de lentes progresivas que garantizan una óptima estabilidad visual y una visión amplia y cómoda.

Diseños Personalizados

Diseños avanzados

Gran calidad

Punto a punto sobre las dos superficies

Calidad visual perfecta

Retallado
Tradicional

Para los más sensibles al precio. El Retallado Tradicional consiste en trabajar la lente únicamente por su cara interna para diseños preestablecidos. Esta forma clásica de fabricar las lentes progresivas no ofrece el mismo nivel de personalización que el Retallado Digital Avanzado, pero resulta más económico permitiendo, como consecuencia, fabricar lentes más baratas.

Los Diseños Básicos atienden a lentes progresivas estándar. En Essilor contamos con una amplia gama de diseños básicos para présbitas, pensados para un amplio rango de actividades, tamaños de monturas y presupuestos.

Es importante señalar que, aunque las prestaciones del Retallado Digital Avanzado son mucho mayores, los Diseños Básicos han experimentado una evolución muy favorable en los últimos años.

Diseños Preestablecidos

Diseños básicos

Calidad inferior

Trabajan solo la cara interna

Calidad visual menos perfecta

La adaptación a las lentes progresivas

Existe la creencia errónea de que las lentes progresivas requieren mucho tiempo de adaptación. Sin embargo, lo cierto es que las nuevas generaciones de lentes progresivas precisan un tiempo mínimo de adaptación que, en algunos casos, es prácticamente inexistente.

Las lentes progresivas ofrecen una visión “progresiva” muy natural que va del plano corto (situado en la zona inferior de la lente), medio (situado en la zona intermedia) y largo (situado en la zona superior), sin “saltos” ni “cortes” y, por eso, las personas que nunca antes habían usado gafas, se adaptan muy fácilmente a ellas.

Son unas lentes muy cómodas, ya que no es necesario quitárselas o bajarlas para ver los objetos situados a larga distancia (como sí ocurre con las lentes monofocales). También son muy estéticas, porque el paso entre los campos de visión se realiza de una manera gradual, lo que significa que no tiene cortes visibles (como sí ocurre con las lentes bifocales).

Por todo ello, las lentes progresivas son en la actualidad, la opción más frecuente y eficaz para corregir la presbicia.

EL TRUCO para agilizar tu adaptación a los progresivos
Mecanizar los movimientos oculares y de la cabeza de modo que los ojos siempre se dirijan al lugar de máxima visión; lo que se consigue mirando de frente a las cosas